La Orden del Templo tiene sus raíces en el contexto de las Cruzadas. Para los cristianos del siglo XI, Jerusalén era el centro del mundo, la ciudad santa que albergaba la Tumba de Cristo y el recuerdo de grandes momentos de su vida. Las peregrinaciones se habían desarrollado allí desde el año 1000, pero se vieron cada vez más amenazadas cuando los turcos selyúcidas, recientemente convertidos al Islam, invadieron Asia Menor.

A partir de 1049 dominaron